Niebla.


 
Odio como eres capaz de hacerme única, y a la vez tienes ese horrible poder de hacerme perder el equilibrio. Odio cuando tienes ese azul “tequiero” y otras aparece ese tono tuyo “temoperdermeentrelostuyos” y ya ni hablemos cuando surge ese azul “soytuyodenadiemásperodelmundoentero” . Egoísta me llaman, llegue a pensar lo mismo, pero egoísta sería tenerte solo para mí. Digamos que ese sentimiento no cambia cuando hablamos de tus manos. Esas que me tocan como si de una de tus guitarras fuera, consiguiendo la perfecta mediodía que nunca compusiste gracias a las yemas de tus dedos, mi piel y las seis cuerdas de tu cama. Y es que odio esa manera tonta de odiarte, cuando lo único que odio de ti, es esa forma que tengo de quererte por activa y por pasiva, en vertical y horizontal, de cara y de cruz, de canto y del revés.
 

4 comentarios:

Tu mundo, mi mundo nuestro mundo ♥ dijo...

Ay, te comprendo tan bien... No hacía más que recordar mi situación al leerte.
Precioso, un beso.

Gélida dijo...

Odiamos lo mucho que les queremos, y a le vez somos tan afortunados por saber querer.

Un saludo, un placer leerte nuevamente.

Anónimo dijo...

Me encanta como escribesss!!!! ������

Valery Espinoza dijo...

Ciertooo muy ciertoooo

 
Licencia de Creative Commons
Malos Pensamientos by Fuckdruugs is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.