Lady Luck


Cuentan los expertos, esos que de cada arruga tienen una aventura que contar, que la Suerte hay que ganársela.
Unos dicen que si te portas bien, como cual niña caprichosa, será benévola contigo y no formará a cambio, ningún numerito con sus lágrimas ni sus lloros. Otros, dicen que si la seduces, y la sacas a bailar sin pisarle los pies, claro, esta te dará dicha y felicidad. Pero eso sí, cuidado si no la sabes llevar bien. Algunos, en cambio, dicen que llega sola, y acude a los que más la necesitan. Como cual rayo de luz en el momento más oscuro, solo para recordarnos que no todo está hundido, que hay razones por las que salir a flote. Y luego están, los que dicen que es una malcriada, yendo de uno a otro justo cuando más la necesitas. Y por último estoy yo, la cual apenas sabe bailar en pareja por miedo a caerme, la que espera a ese  haz de luz para encontrarme y la que no aguanta los caprichos de nadie.

Supongo que la Suerte ha decidido que su presencia no me es agradable, o es que los expertos nos tienen engañados y aún se guardan algún secreto sobre ella.


3 comentarios:

Juli dijo...

A veces saco las mismas conclusiones pero respecto al karma.
Me gusta cómo escribís (:

Suerte.

Maria O.D. dijo...

Jamás había pensado así sobre la suerte, me has dejado reflexionando :) ¡Un abrazo!

Lorena García dijo...

Me gustó mucho. Ay la suerte...
Tan necesaria a veces y cuando llega nos creemos que no la merecemos.
Un besito.

 
Licencia de Creative Commons
Malos Pensamientos by Fuckdruugs is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.